¡Cómo duerme una pareja describe su relación!

Cada pareja duerme de diferente manera en la cama. La forma en que los cuerpos inconscientemente terminan permite definir fácilmente la relación existente entre ambas personas.

A continuación se muestran las posturas posibles y sus significados.

  • Fugitivos. Ambos descansando de costado, con las piernas encogidas, viendo el mismo lado pero sin contacto. Esta posición implica una relación equilibrada pero más racional que no sentimental.
  • Cabeza con vientre. Si uno de los dos usa la barriga de su compañero como almohada. Esta relación es muy afectuosa y existe mucha complicidad entre ambos. Hay un excelente equilibrio.
  • De caballito. Cuando uno de los dos duerme de lado y el otro se monta en su espalda. El que monta la espalda del otro espera mucho más y está más involucrado en la relación que el otro.
  • De cucharita. Uno se acomoda contra la espalda del otro como dos cucharas pegadas. ¡Es muy buena señal! Los expertos interpretan la posición como un símbolo de equilibrio perfecto.
  • La sumisión. Uno duerme tranquilamente a cierta distancia, mientras que la mano de uno descansa en el cuerpo del otro. El hecho de colocar la mano en el cuerpo del otro significa que existe una especie de inferioridad y falta de seguridad.
  • Los mimos. Uno imita la posición del otro durante el sueño. Esto significa que hay una compenetración espiritual increíblemente fuerte e inconsciente entre ambos.
  • Espalda con espalda. Si ambos duermen dándose la espalda pero tocándose implica seguridad y confianza total entre ambos.
  • La evasión. Es una variación de la postura de espalda con espalda pero no hay ningún punto de contacto entre ambos. Esto equivale a una pérdida del romance y la pasión de pareja.
  • Amontonados. Si cada uno duerme mirando hacia un lado diferente pero las piernas entre ambos están enlazadas con el otro. En este caso, existe un deseo de intimidad y contacto muy elevado entre ambos. Estar separados es prácticamente imposible.
  • El abusivo. Uno de los dos acapara la mayor parte de la cama y deja al otro sin espacio. El que ocupa más espacio es el dominante y es muy egoísta y no piensa en la otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + 6 =