¡Encarcelando por mantener relaciones sexuales con un sofá!

En Wisconsin un hombre de 46 años fue encarcelado por practicar sexo con un sillón abandonado en plena calle. Evidentemente la pena, más que por el amor al mobiliario, fue producida por llevar una conducta poco adecuada en una vía pública.

Gerard Streator, el protagonista de la historia, fue sorprendido por un policía fuera de servicio mientras practicaba movimientos pélvicos raros mientras estaba recostado sobre un sofá amarillo en plena calle.

El policía que hizo la denuncia afirmó que había visto “un sujeto reclinado sobre el sofá, con el rostro para abajo, como si estuviera teniendo relaciones sexuales con alguien”. Al acercarse, en cambio, comprobó que no había nadie debajo del hombre y éste, además, seguía con los mismos movimientos. Acto seguido el policía le preguntó “¿Qué está haciendo?” y entonces Streator salió corriendo con el pene erecto hasta llegar a su casa.

Varios días después, el protagonista de la historia fue detenido y quedó pendiente de declaración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 6 =