¡Felaciones reales en cine comercial!

Comprar fundas pene

 

Hace algún tiempo publicamos una entrada muy interesante que hablaba sobre escenas de sexo explícitas en películas normales y corrientes (comerciales), que no son categorizadas como pornografía. Ahí citamos a actrices que posiblemente habremos visto en otras películas y que ni de lejos hubiéramos pensado que habían realizado películas por el estilo, rodando escenas bien subidas de tono. En esa entrada os presentamos 3 películas en total, con diferentes escenas subidas de tono y con varios actos sexuales distintos que incluían el sexo oral, la penetración vaginal y alguna otra escena diferente. En este caso, en cambio, presentaremos otras 3 películas de cine comercial pero que incluyen felaciones famosas. Hay que destacar que estas películas también provocaron mucha controversia en su época. Ahí va el título de las tres películas:

Il Diavolo in corpo o El diablo en el cuerpo (1986)

Esta fue la primera película europea donde se vio sexo oral verdadero. Se rodó en los años 80 y creó mucha polémica pues es altamente erótica y tiene bastantes escenas fuertes. La historia es un drama que relata la vida una mujer que tiene a su marido en la 1era Guerra Mundial y vive un amorío con un adolescente.

Guardami (1999)

Comprar fundas pene

 

Aunque esta película habla sobre la vida de una estrella del porno llamada Moana Pozzien, no se considera pornográfica aunque sí tiene escenas eróticas fuertes. En una de ellas aparece la protagonista haciéndole una felación a un hombre llamado Fabio, a quien conoce en un hospital donde ambos se encuentran luchando contra el cáncer. Este es un gran drama acerca de la vida, la muerte y el amor.

La Donna Lupo (1999)

Esta es otra película italiana protagonizada por Loredana Cannata y, de las tres, posiblemente sea la que tenga una trama más al estilo pornográfico, aunque sigue tratándose de cine comercial. El argumento trata de una mujer con doble vida que se siente inhibida de sus propios deseos en su vida sexual y personal. De esta manera, durante el día es una respetable trabajadora social que no rompe ni un plato y por la noche se convierte en toda una loba sexual (como detalla el nombre de la película “La mujer loba”) que busca a alguien con quien pasar sus noches de pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =