¡Las diez fantasías sexuales más comunes de los hombres!

Las fantasías sexuales son normales y sanas en ambos sexos. De hecho, los expertos afirman que las fantasías sexuales ayudan muy positivamente en las relaciones sexuales.

Pero ¿cuáles son las fantasías sexuales más comunes de los hombres?

Aquí os dejamos un listado con las fantasías sexuales más comunes del género masculino.

  1. Fantasías con la pareja. Aunque pueda parecer extraño, esta es la principal fantasía de la mayoría de los hombres. Normalmente son acciones que ya se han practicado o que se desearía llevar a la práctica. El motivo por el que se fantasea con la pareja es porque a los hombres les pone más a tono pensar en aquello que pueden tocar que pensar en aquello que es imposible de alcanzar.
  2. Sexo con alguien que no es la pareja. Generalmente se trata de un antiguo amor, una amiga cercana o una famosa. El motivo simplemente es porque a muchos hombres les gustaría tener una relación sexual con alguien que no es la pareja y ésta es la mejor manera de hacerlo sin ser infiel.
  3. Sexo oral. Esta fantasía es muy común tanto en hombres como con mujeres aunque hay una variación en los hombres. En estos casos, el hombre no desea sólo recibir placer con la felación sino que el objetivo se centra en que la propia mujer sienta placer al realizar la felación. Los hombres suelen fantasear con practicar el sexo oral a las mujeres puesto que también les pone pensar que son grandes maestros del sexo.
  4. Sexo con dos o más mujeres. Si el sexo con una mujer es divertido seguramente con dos será doblemente bueno. Y si encima las mujeres le dan un toque lésbico entonces el deseo se multiplica exponencialmente. Éste es el planteamiento que hacen los hombres teniendo en cuenta que en las fantasías son perfectamente capaces de provocar múltiples orgasmos en tantas mujeres como sea necesario. Sin embargo, según los estudios realizados, en la práctica los hombres no suelen llevar muy bien esta clase de relaciones y prefieren no hacerlas realidad.
  5. Voyerismo y exhibicionismo. Una fantasía muy común es mirar a una pareja practicando sexo sabiendo que nadie les ve. También puede darse la fantasía contraría que consiste en protagonizar un show sexual admirado por gente. Los estacionamientos, bares, ascensores o lugares al aire libre son sitios muy recurrentes. Esta clase de fantasía busca la admiración y la envidia de aquellos que les miran. Aquí también se podría incluir la fantasía de grabar un vídeo durante el acto sexual.
  6. Que sus parejas se masturben para ellos. Ver a las mujeres masturbándose encabeza la lista de fantasías sexuales de los hombres. Esto generalmente suele ser para creer que sus parejas tienen tanto deseo sexual como ellos mismos. También suelen tener la fantasía de espiar a la mujer mientras se masturba en secreto y esto responde a la curiosidad que tienen por saber qué hacen las mujeres en su ausencia.
  7. Sexo anal. Una de las zonas más erógenas del hombre suele ser el ano. Muchos hombres tienen la fantasía de que su pareja les introduce el dedo en el ano o tiene la necesidad de penetrar analmente a una mujer, sin esto significar que se tiene ninguna tendencia homosexual.
  8. Esclavitud y sadomasoquismo. Por lo general en estas fantasías la mujer suele ser atada y dominada por el hombre. Menos frecuentemente la experiencia  se transforma en acciones sadomasoquistas. Estas son menos comunes pero no extrañas. La mayoría de estas fantasías se limitan a unos ligeros azotes. Hay que destacar que, por lo general, las fantasías sadomasoquistas suelen estar relacionadas subconscientemente con la idea de que el sexo es malo y quien disfruta de él debe ser castigado.
  9. Dominación. El deseo de dominación lo tienen sobre la idea de que la mujer acabe entregándose por la gran técnica y no por la violencia. La relación iniciaría con un “no” pero acabaría con un “sí” por lo bueno que el hombre es en la cama.
  10. Sexo con otro hombre. Algunos hombres tienen fantasías en las cuales aparece un hombre en algunas relaciones sexuales, por ejemplo mientras se practica un trio. Esto no implica que el hombre sea homosexual sino que tiene curiosidad por saber qué se sentiría en un caso parecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + tres =