¡Los insectos también tienen relaciones homosexuales!

Mucho se ha hablado de las relaciones sexuales entre animales del mismo sexo. De hecho, se han realizado muchos estudios que confirman que en la naturaleza los humanos no somos los únicos que mostramos tendencias homosexuales y que, por lo tanto, no es tan raro como a veces parece.

Según un artículo publicado en Salon, los invertebrados también muestran comportamientos gays pues se forman parejas homosexuales no sólo para copular sino también para establecer relaciones entre sí, ya sea por costumbre o simplemente por equivocación al no llegar a distinguir correctamente el sexo de la pareja. Otras veces, los insectos presentan mutaciones en el cerebro que los hacen sentirse atraídos por insectos de su mismo sexo.

Un ejemplo sería la araña de Hawaii que se caracteriza por no practicar demasiado el cortejo. En este caso, el macho simplemente se monta encima de la hembra y ésta permite que el esperma se inserte en su abdomen para poder reproducirse. Sin embargo, se ha comprobado que en machos cautivos durante algunas semanas se da este mismo comportamiento y se mantiene durante 17 minutos, a pesar de ser del mismo sexo. Esto se debe, generalmente, a que ambos insectos pasan juntos mucho tiempo y es la manera de adaptarse a la nueva situación.

Este tipo de comportamientos se ha estudiado mucho entre mamíferos y ahora también se estudia en insectos. Otra vez más se confirma que las relaciones homosexuales son naturales y que sólo es de humanos juzgar a otros por su condición sexual.

Fuente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =