Posturas sexuales: El 69 y sus variantes (normal, invertido, de rodillas, de lado, de pié) (vídeo explicativo).

El 69 es una de las posturas más conocida y practicada de entre todas las posiciones sexuales. Se considera una de las mejores posiciones de sexo oral puesto que ambas partes de la pareja pueden estimularse sexualmente de manera simultánea. Por este motivo, una de nuestras primeras explicaciones sobre posturas sexuales tenía que centrarse en el 69 y sus variantes.

  • El 69 básico.

El 69 básico es la variante más extendida del 69. En este caso, el hombre debe estirarse boca arriba y la mujer debe situarse encima boca abajo y en sentido contrario. Se trata entonces de que ambos estimulen la zona genital de la pareja con la boca y, más específicamente, con la lengua.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 básico.

 

  • El 69 invertido.

En el 69 invertido es la mujer quien está estirada boca arriba y el hombre se pone encima suyo en sentido contrario. En caso de que las dos personas que practican el 69 fueran del mismo sexo no habría diferencia entre el 69 básico y el 69 invertido.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 invertido.

 

  • El 69 sentado.

Para iniciar la postura, el más fuerte de los dos integrantes de la pareja debe sentarse en una superficie que sea cómoda. El otro ha de colocarse de manera invertida sujetando las piernas en los hombros del que está sentado y los brazos alrededor de su cintura.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 sentado.

 

  • El 69 de pie.

Para esta variación del 69 es muy importante que la persona que esté de pie tenga suficiente fuerza. Antes de empezar es importante comprobar si quién ha de quedarse de pie tiene suficiente fuerza para mantener a ambos erguidos. Una advertencia es no realizar nunca esta postura si quien sujeta no puede ponerse de cuclillas y levantar su peso y el de la pareja a la vez.

Para iniciar la postura, el más fuerte de los dos puede sentarse en una silla alta. El otro componente de la pareja ha de colocarse de manera invertida sujetando las piernas en los hombros del que está sentado y los brazos alrededor de su cintura. Cuando ambos estén cómodos el que está sentado deberá levantarse y se podrá llevar a cabo la postura.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 de pie.

 

  • El 69 de rodillas.

Esta variación del 69 es más sencilla que la del 69 practicado de pie y necesita menos fuerza física. De todas maneras, también ha de realizarse bastante esfuerzo físico. Para esta postura, el más fuerte debe colocarse de rodillas y ha de sostener a su pareja. Ésta, a su vez, ha de colocarse de manera invertida sujetando las piernas en los hombros del arrodillado y los brazos alrededor de su cintura. Es muy importante que ambos conserven la espalda y el cuello rectos para que no haya lesiones y la experiencia sea placentera y no incómoda.

Esta posición es más segura que el 69 practicado de pie. Por este motivo, es preferible empezar por esta postura antes de practicar el 69 de pie.

Aconsejamos que la zona de contacto con las rodillas se cubra con un material de textura suave.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 de rodillas.

 

  • El 69 de lado.

Esta postura le da un giro a la tradicional posición del 69 puesto que ambos integrantes de la pareja se giran respecto a la posición básica. Para realizar esta clase de 69 sólo hace falta que ambos interesados se estiren de lado, en paralelo pero en sentido opuesto. Esta postura suele gustar más porque para los dos practicantes el cuello sufre menos y la postura es más natural que el 69 básico.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura del 69 de lado.