Posturas sexuales: El final feliz de cuento (vídeo explicativo)

El final feliz de cuento es la postura perfecta para practicar el día de los enamorados.

Esta postura es una variante del misionero, aunque el nivel de intimidad que se genera entre la pareja no se alcanza con el misionero ni con cualquier otra postura.

La simplicidad de esta posición se ve compensada con el satisfactorio ángulo de penetración.

Para practicar el final feliz de cuento sólo hace falta que ambas personas se arrodillen una frente a la otra. Quien recibe sólo deberá mantener ligeramente abiertas las piernas para que pueda producirse fácilmente la penetración y para adaptar su altura a la de la pareja.

Esta postura erótica también puede ser muy óptima para lograr un contacto íntimo genital sin llegar a la penetración.

Un consejo para llevar a cabo el final feliz de cuento es colocarse de rodillas encima de la cama o sobre unos cojines. Y, sobretodo, no probarlo encima de una alfombra o similar puesto que el roce de las rodillas con la superficie puede ser muy molesto.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis cómo practicar la postura de la amazona de rodillas al revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =