Prejuicios de algunos hombre sobre el uso de juguetes sexuales

Los juguetes sexuales son complementos que pueden usarse en relaciones sexuales en una pareja. Cuando hablamos de complementos, hablamos de objetos y productos extra, que en ningún caso son sustitutivos.

A muchos hombres, no les acaba de gustar que su pareja use algún juguete sexual que se salga del contacto físico con él. ¿Tienen los hombres miedo a las comparaciones? ¿Estos productos les genera inseguridad?

El sexo va más allá que el simple contacto, y las típicas posturas que todo/as conocemos. Si queremos vivir una vida sexual plena y satisfactoria, es básico y fundamental el uso de los juguetes eróticos. Comparar un juguete erótico con lo que proporciona un hombre no tiene ningún sentido ya que nada puede sustituir al calor humano, el deseo, los sentimientos, la pasión, el olor, el roce… El papel del juguete es el de complemento para mejorar dichas relaciones.

Si nos fijamos en los tamaños de los vibradores, la mayoría tienen un tamaño no excesivamente grande (entre 13 y 21 cm). ¿Con esto que quiero decir? Que los juguetes están diseñados para aportar experiencias y sensaciones nuevas, ya sea en solitario o en pareja, pero no para que se conviertan el sustituto de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =