¡Preocupaciones sexuales de hombres y mujeres!

Los médicos españoles especializados en temas de sexualidad reciben diariamente muestras de preocupación entre sus pacientes que suelen repetirse y que son diferentes entre hombres y mujeres. En la mayoría de casos los problemas vienen determinados por inseguridades sobre el cuerpo o el funcionamiento sexual de alguno de los órganos. Hay situaciones en las cuales las preocupaciones vienen determinadas por situaciones reales mientras que la gran mayoría se trata de situaciones completamente ficticias y psicológicas.

Los pensamientos más perturbadores de las mujeres suelen tratar sobre:

  1. Cómo se ven sus senos cuando caen de lado o cómo los ve su pareja si está encima de ella.
  2. Cómo se ven sus glúteos si la pareja le está penetrando por detrás.
  3. Que su vagina no sea lo suficientemente estrecha o que sea demasiado estrecha.
  4. Que sus pechos sean demasiado pequeños.
  5. Tener mucho vello, ya sea en el ombligo, cerca de los pezones o en la zona genital (obsesión que surge sobretodo en el momento del sexo oral).

Los pensamientos que más preocupan a los hombres son:

  1. Que el pene sea demasiado pequeño o que no esté lo suficientemente recto.
  2. Que el pene no sea lo suficientemente firme o que no se mantenga erecto.
  3. Que su peso aplaste a la pareja si está encima de ella o que su abdomen (en caso de ser voluminoso) sea un obstáculo al practicar sexo sentado.
  4. Tener demasiado vello en espalda y hombros.
  5. No ser suficientemente atlético.

Los principales consejos que suelen dar los médicos tanto a mujeres como a hombres si el problema no es clínico suelen ser:

  • No prestar atención a las cosas que puedan hacerte sentir incómodo/a. Tu pareja quiere que disfrutes y no que te sientas inseguro/a a su lado. Cuando empiece a pasarte por la cabeza uno de estos sentimientos mejor pensar que se siente en una zona específica del cuerpo. Sentir la piel de la otra persona es muy sensual. Es importante disfrutar del contacto de la pareja para ahuyentar los malos pensamientos.
  • Tú no te dedicas a estudiar hasta el último centímetro de tu pareja, así que lo más probable es que tu pareja tampoco lo haga contigo. Debe tenerse en cuenta que cada cuerpo es diferente y cada uno debe ser apreciado por su singularidad.
  • Es importante actuar con confianza. La confianza es uno de los aspectos que convierten los movimientos sexuales en sensuales.

En conclusión, el principal consejo es estar convencido/a de que tu pareja está encantado/a contigo durante el sexo. Sería absurdo pensar que no te desea cuando ya está en la cama contigo, más aún si ya hace tiempo que se mantienen momentos íntimos. Si hay concentración hacía las sensaciones que vive el cuerpo durante las relaciones sexuales seguro que será fácil olvidar cualquier complejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =